Archives for category: Post del coworker

Me llamo Ian McCollum. Un día mi madre, Danielle, me contó la idea que había tenido junto a Carolyn, una compañera de tenis. Querían vender bolsas reutilizables con un diseño atractivo y de calidad, y me pidieron que me uniera a ellas para comercializarlas en internet. Me pareció una idea interesante, y muy oportuna ahora que en California ha crecido la preocupación por la contaminación que producen las bolsas de plástico. Además, podía utilizar mis conocimientos en integración de sistemas, marketing online y desarrollo de marca.

Ian McCollum

 

Acababa de venir a España para casarme, y cuando estábamos pensando un nombre para la marca, el cambio de idioma me influyó. Elegimos Bolsalista, una palabra que cobra sentido porque resulta inteligente utilizar estas bolsas en lugar de las de plástico de la tienda: conservas recursos, contaminas menos y te ahorras el precio de pagarla cada vez que vas a comprar.

He coordinado el equipo a distancia para organizar la gestión en internet, el diseño de la marca, la red de ventas y la selección de producto. Después de seis semanas de trabajo y planificación, todo estaba listo para el lanzamiento y volé a California. Fue entonces cuando toque la primera Bolsalista, y me sorprendió su calidad. Ahora pienso en su futuro, una bolsa que puedes llevar en un bolsillo si, como yo, vives en una ciudad y no te mueves en coche.

Para nuestro trabajo, nos reunimos casi a diario vía Skype. Fue una de las razones por las que elegí Colabora Coworking, un espacio en el centro de Madrid donde se trabaja en un ambiente tranquilo y con muy buena conexión de internet que me permite salvar miles de kilómetros de distancia.

Mi nombre es Jaime Rodríguez y soy socio fundador de weBuzz, agencia con presencia en España, Colombia y Estados Unidos. Lo que hacemos básicamente es marketing a través de redes sociales. Hace tiempo, el público se situaba cerca de un transistor o detrás de un periódico de papel. Más tarde llegó la televisión (que aún sigue entre nosotros) con sus campañas publicitarias estratosféricas y a mi juicio sobrevaloradas y con muy mala puntería en lo que al target se refiere. Hoy, nuestros clientes pasan horas delante de un ordenador y, de esas horas, un gran porcentaje lo pasan dentro de su red social favorita. Ahí es donde entra weBuzz, conectando a todos esos clientes potenciales con las marcas que más les gustan.

WeBuzz_Madrid

Jaime y Alberto, de WeBuzz Madrid.

 

Y es que las redes sociales aplicadas a la empresa no sólo se basan en colgar un post de vez en cuando diciendo que por fin es viernes; nosotros creamos conversaciones alrededor de la marca de nuestros clientes, ofrecemos un servicio claro y transparente de atención al cliente, localizamos opiniones sobre una marca e intervenimos en ellas, mejoramos la imagen de la marca para la que trabajamos, haciendo de ella una empresa más humana y transparente… En definitiva, estamos ahí para lo que el usuario necesite.

Aunque empezamos en Madrid, poco a poco hemos ido extendiendo nuestro campo de acción en Latinoamérica y Estados Unidos. Siempre optando por la formula del coworking, ya tenemos presencia en Bogotá (Colombia) y en Miami (Estados Unidos); para nosotros este sistema es perfecto porque nuestra oficina (que no es más que un laptop y un smartphone) va con nosotros en una mochila. De hecho, este próximo mes de mayo, Antonio García (socio fundador y cabeza visible en Bogotá) va a venir un mes a trabajar a Madrid y ya tiene su mesa reservada aquí.

Antes de decidir quedarnos aquí miramos bastantes centros de coworking. Aunque sea uno de los muchos de Madrid, Colabora prevalece sobre el resto por dos razones que para mí tienen muchísima relevancia: un buen ambiente de trabajo, sin mucho ruido, que te deja trabajar tranquilo y su ubicación, perfecta, en el corazón de la capital. Y me dejan aparcar la bici en el local.

WeBuzz_bici

 

Las reglas del juego han cambiado, las pequeñas agencias estamos aquí para merendarnos el mundo y la fórmula tan 90’s de “tengo una empresa, tengo que alquilar una oficina + luz + limpieza + agua + teléfono + wifi” está obsoleta para nosotros. Este concepto de oficinas ofrece todas las comodidades de una ofi, a un precio más que asequible, sin perder el contacto con distintos trabajadores y agencias de tu ciudad. Trabajar desde casa no es una opción, pero la solución no reside en dejarse el sueldo de un trabajador en una oficina propia. La solución son los centros de coworking como éste. Y me da a mí que han llegado para quedarse.